Diferencia entre Ley Orgánica y Ley Ordinaria: ¿Cuál es su impacto en los ámbitos legales, contables y financieros?

Diferencia entre ley orgánica y ley ordinaria

La legislación es una pieza fundamental en cualquier sociedad, ya que establece las reglas y normas que deben seguir los ciudadanos. En España, existen diferentes tipos de leyes, dos de ellas son la ley orgánica y la ley ordinaria. Aunque ambas tienen como objetivo regular determinadas materias, existen diferencias significativas entre ellas.

Ley Orgánica:
Las leyes orgánicas son un tipo especial de normativa que se encuentra en la cúspide del sistema jurídico español. Suelen estar reservadas para regular aquellos aspectos más importantes y trascendentes de la sociedad, como los derechos fundamentales, la organización del Estado o el funcionamiento de instituciones clave.

Una característica distintiva de las leyes orgánicas es que su aprobación requiere de una mayoría cualificada en el Congreso de los Diputados. Por lo general, se necesita el voto favorable de la mayoría absoluta de los miembros del Congreso (más de la mitad) para su aprobación. Esto es debido a su mayor importancia y a que están en consonancia con la Constitución Española.

Otra particularidad importante de estas leyes es que, en caso de modificar la Constitución, se requerirá de una reforma constitucional previa o simultánea. Además, suelen ser más difíciles de modificar o derogar que las leyes ordinarias, ya que en muchos casos también necesitan una mayoría cualificada para ello.

Ley Ordinaria:
Por otro lado, las leyes ordinarias son el tipo de legislación más común y habitual en nuestro país. Pueden abordar cualquier materia que no esté reservada a las leyes orgánicas. En general, se encargan de regular aspectos cotidianos de la vida social y económica del país, como el derecho laboral, el derecho civil o el derecho mercantil.

Leer más  Todo lo que debes saber sobre la caducidad de las licencias de actividad: guía legal y financiera

La aprobación de una ley ordinaria es más sencilla que la de una ley orgánica, ya que solo requiere la mayoría simple de los votos en el Congreso de los Diputados. Para aprobarse, debe contar con el respaldo de más votos a favor que en contra.

A diferencia de las leyes orgánicas, las leyes ordinarias son más fáciles de modificar o derogar. Pueden ser objeto de enmiendas, revisadas y actualizadas con mayor facilidad en función de las necesidades y cambios sociales que puedan surgir.

Conclusiones:
En resumen, las leyes orgánicas y las leyes ordinarias son dos tipos de legislación importantes en España. Las leyes orgánicas están reservadas para regular aspectos trascendentales y requieren una mayoría cualificada para su aprobación y modificación. Las leyes ordinarias, por otro lado, son más comunes y se encargan de regular asuntos cotidianos, siendo más fáciles de modificar.

Es importante tener en cuenta estas diferencias a la hora de comprender el sistema legal español y la importancia que cada tipo de ley tiene en nuestra sociedad. La Constitución Española establece los límites y competencias de ambas leyes, garantizando un marco jurídico sólido y equilibrado para todos los ciudadanos.

Fuentes:
– Constitución Española de 1978.
– Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ).
– Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales (LOPDGDD).
– Ley Ordinaria del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).
– Ley Ordinaria de Sociedades de Capital.

¡Comparte este artículo!

Tabla de contenidos

Garod: Abogados y Asesores es un blog dedicado a proporcionar información precisa y actualizada sobre temas legales, contabilidad y derecho.

Artículos recientes

Usa las teclas ⬅️ ➡️ para navegar